3/12/09

Me pide que si tengo una pluma
duerma en ella
así,
suavesita
hasta volverme
así,
tan leve, tan pájaro

Contempla con cuidado el frágil sueño;
Juega remolinos en mi pelo
Sonríe
Me acaricia mientras duermo,
respira bajito al cuello
como con ternura algo chiquito,
eso que al humano llena de dulzura
y se le desborda de los ojos.
Como si realmente creyera,
-como un algodón, o una gotita propia-
Que tiene un gorrión
que durme así tranquilo,
y hasta quizas esté soñando algo
solo ahí,
entre sus manos.

La palma en el ojo por si el sol fuera azul

Si cae un invierno
Y se gotea la alfombra
Pasa,

creo,

mi tiempo

(tu domo)

y

ahora que ya no me ves,

¿De verdad estás tan triste?

O será que
no hay manera de ser cálido

y tal vez

solo tal vez
solo por eso;

A que tu ser no te basta

A que el desvelo Carcome tu estómago.

Hoy mismo ese egoísmo del no dormir,

Que nunca fue más que por vos,

Por la cubeta esa

Que nunca se llena

La pobre mañana

Desquiciándose en la pestaña doblada

Será que solo por afán de vértigo

Se quiebre medio tobillo

Y quieras decir entonces

(por mala jugada, o no)

Que

(tu,plano)

Por cuerpo propio,

Realmente:


Ansío vuelvo que por mal neurótico, debo tu brazo al vacío.


Esto es así, bastante simple:
Todo lo que duerme bajo agua,
todo podrá despertar en algún diluvio de pez.

- pero más allá de todo cardúmen mecido al rayo,
correrá la ola subida fría al fondo abajo regocijo-


Y de todo lo que duerme bajo agua,
algo grita
metamorfosis de piedra;
Sol a ciegas,
miedo en móvil,
al fondo abajo regocíjase,
-en memoria de pez triste-
la piedra nata


Y habrá otros;
que solo despertarán
para tragarse el océano.


27/11/09

Desde mi cama
Observo
3 pájaros
en un cable
de teléfono.

Uno se va
Volando
Luego
Otro.

Queda uno,
Luego
También él
Se va.

Mi máquina de escribir está
Silenciosa como un sepulcro.

Y yo me he quedado
Reducido a observar
Pájaros.

Simplemente he pensado
Que te lo debía
Contar
Cabrón




C. Bukowski

Jaime sin tierra

http://click
http://otro click
http:// y si queres otro
http://y el último.



7/11/09

Si estas entre volver y no volver
si ya metiste demasiado en tu nariz
si estas como cegado de poder

tirate un cable a tierra

y si tu corazón ya no va mas
si ya no existe conexión con los demás

si estas igual que un barco en alta mar
tirate un cable a tierra

y yo estoy acercándome hasta vos
bajo la luna, bajo la luna
las cosas son así tengo el teléfono del freak
que esta deseoso de volarte la cabeza
en un par de minutos sale el sol

si ya no hay nada que anestesie tu dolor
si no llegas, si no alcanzas a verme

tirate un cable a tierra

no creas que perdió sentido todo

no dificultes la llegada del amor
no hables de mas,
escucha el corazón

ese es el cable a tierra.

5/11/09

te miro
paquete vacío
cosa sin nada
extracto de partículas amuchadas en la nada
o en la cama
envuelta de sábanas
con un cuerpo dentro
pieles vacías
cosa sin nada
como si de tanto frío los huesos ya fueran polvo
y el alma fuera polvo
de tanto frío,
por falta de sol
y los pieses uno delante otro delante por costumbre motriz
ya ni manos
ni menos pecho bajo el abrigo
ni abrigo hace falta
de tanto frío
como si de frío se congelaran las ideas
o de tantas ideas se congelara el sentir
y ni palabras pudieran hilarse
así como esto que está acá
que ya no se ni qué digo
me sobrepasa el mareo de repensar
qué tan malo sera todo esto
aunque me ahogue la almohada
cuando desabroche los parpados,
ni que llegara a ser indiferente
a ser menos frío
o pudiera irse un poco de mí
porque sé,
que ahí vas a estar
mordisqueandome las esquinas del cerebro
lo que queda de vos
tu no vos, tu completa ausencia
ahí vas a estar,
y ahí
justo ahí
solo observa la raíz del hielo.

3/11/09






A. Fernandez

30/10/09

Más mísero que las piedras
triste a más no poder
el hombre escuálido
el atril hubiera querido aniquilarse
Qué frío El viento me penetra en el sitio
de las hojas
de las orejas muertas
Solo cómo patalear para ahuyentar el frío
con qué pie iniciar la semana
Un silencio que nunca acaba
Ni una palabra tierna para engañar al invierno
La sombra del alma del amigo La escritura
Tan sólo las señas
Mi sangre daría una sola vuelta
Los sonidos se pierden en el espacio,
como dedos congelados.
Nada más
que un patín abandonado en el hielo
El fulano
A través de él se ve el día







L. AragonAlineación al centro

22/9/09

Ocahín

No sé qué hago aquí en el sol

amaste dormiste y el sol se alejo

y para ella el sol nunca volvió a brillar

casas marcadas por el sol,

bajo un sol de mañana desesperada

todas las flores del sol

de pronto sale a ver el sol

aunque el sol no te abrigue,

mientras el sol se filtra por mi ventana

la miel que deja el sol en tu ventana

hoy que el sol reseca mis manos

y si acaso no brillara el sol

ya no tienes cuenta en el sol

menos la luz del sol

una piedra en el sol

ella tambien se canso de este sol

el sol, no sabe donde vas
el sol, no dice yo te amo

viejas mascarillas viciadas al sol

el día es vidrio sin sol

viejas marionetas de la isla del sol

agua sol y pan

la materia disuelta flota en la atmósfera sin sol.

Hoy tu tristeza al sol
despojandose al sol
donde ayer comenzó el sol,

soleado el borde desde donde ansias regresar

antes que el sol cuelgue sus alas

tus ojos claros de sol a sol,

te esperaría aquí en el sol

pronto el sol estallará

dime cuando queme el sol

creando girasoles ocultos el sol se agitará

hasta que por la ventana suba el sol

el sol esfera flotante al cielo brillará

el sol empuja con su luz

te veo todo a la luz del sol

Y ademas vos queres sol

y el abanico del sol en reposo,

tu respuesta tiene música del sol aunque calles

será que mi canción llego hasta el sol

hacia el sol, hacia el centro de su luz

me pondré las ramas de este sol que me espera

el tren la cubre de besos y el sol tambien

y aunque este mismo sol se nuble después,

Cada vez que cae el sol cada vez me cortas el aire
Por mí todo lo daría, todo menos el sol

y ademas ,


vos


sos


el


sol.








(mientras el sol no caiga,

yo estaré feliz)






Recopilación spinettaria

21/9/09





Árbol
hoja
saltol
luz,
aproximación,
mueble,
lana,
gusto,
pie,
te,
marcas,
miradas,
Nube,
loba,
dedo,
cal,
gesticulador,
hijo,
cama,
menta,
sien,
rey,
fin,
sol,
amigo,
cruz.
Alga,
dado,
cielo,
riel,
estalactita,
mirador,
corazón.
Hombre,
rayo,
felpa,
sed,
extremidad,
inslación,
parecer,
Clavo,
coito,
Dios
temor,
mujer,
Por.


L.A Spinetta

11/9/09





S. Dalí

(A Nicolas Gugliottella)

Se que nadie sabe nada de nada que no sea yo o el techo por ahí, te lo aseguro. Capas que te moriste un poco pero supongo que en algun momento volves a ser aire, si era como un experimento pero ya no me importa porque casi casi. Puede que te note bajo en tonos ultimamente y que me de cuenta de que si no soy yo tampoco sos vos, o puede que no. No, por ahi si me muestres los dientes y no haya tapitas ni picaportes ni nada de nada que nos haga casi matarnos como la anécdota del encendedor, y que todo se vuelva en vois le vent como una tela, una telita con un poquito de cosas de esas cosas que yo se y vos capas que tambien eh. Pero no se, nunca estoy segura, cómo estarlo con estas pocas letras que ni se dignan a ordenarse, ademas no suelo darme cuenta de cuántas imagenes se nos superponen o qué tan verdaderas son las minicartas a batería que me llegan, es que algunas puertas no cierran y otras no se abren ni por casualidad. Qué raro todo esto no, que vos estés acá y yo en nose donde, que vos estés más acá y yo en no se donde si es muy raro, pero bueno no hay por dónde atarle bien los cordones o con qué terminar de llenarle los bolsillos, no? Capas que creas o digas, no se bien nunca se bien nada, exepto lo que proyecto, jamas podrias hacer lineas mas largas o dormirte más tiempo ni dejar de decir más más más sin mentir, eso es seguro; ya me robó la voz. Y bueno, aire. -Ah, nene, como si jamas te hubiera dicho que si el cielo te busca no tenes que estar. Y bueno, el viento y el viento y las letritas esas negritas que casi del todo todo se fueron o se van y se estan yendo o como te guste más. Pero que se yo, por ahí un día te despertas y decis oh qué lindo y las dos horas ya estás tan placidamente dormido que deberías meterte las pretenciones abajo de la almohada, a ver si dormis mejor, y hasta por ahí te despertas mejor. Digo, cada vez más palida la tarde, no? y bueno, más allá de lo anecdotico, yo digo que lo importante de todo esto, todo en su totalidad, todo todisimo de las todas puntitas de las ramas a las todas raíces de la medula espinal que se te sale del encéfalo hasta las sillas o las camas, es que te hagas una listita de de tus fotos cerebrales para ordenarlas, y ponerles colores, si queres usas crayones sino fibritas, después las pones una al lado de la otra, en vertical o hasta en pilitas, y para hacerla completa las enumeras asi el resto puede interpretar mejor el órden y los colores y las todas cosas que les hagas. Acordate que mientras más cosas le pongas más clara se ve el agua, capas que hasta parezca más fresca también. Ya me estoy aburriendo un poco de darte sueño aunque sea esencial para el ser humano, y si vos no tenes dedos, por ahi por eso dejaste de ver que a otros si nos quedan. Empiezo a leer pequeños boletines, aunque no sean gran cosa, es un avance y bueno ahora se porque no puedo y no puedo y por mas que intente, las puertas puertas seran, hasta que decidan no serlo más. Bastante lógico no? pero no me entraba, yo pensaba que sí, por eso, debería haberme dado cuenta antes asi retrasaba un poquito el reloj y dormía más, o no se, capas que hasta me levantaba más temprano. Ah, por sobre casi todo, vos deberias hacerte un recordatorio de la gente, hasta de mi si tenes ganas, asi pones esos nombres en vez de escribir alone al revez como todo lo que escirbis, a ver si encontras el control y rebobinas y rebobinas hasta que no rebobinas mas y te das cuenta de un par de cosas variadas, haceme caso algún día. Uh sí, me acuerdo de cómo hablabas y hablabas y aunque yo te decía no no, porque así es como tener una cortina enredada entre las manos y vos me decías sí soy y soy y de nuevo soy. Por dios tuyo, ese que no tenes, no se como se te habrá hecho tan fácil resguardarte entre las cajas y escupir todo ese humo sin que se te irritaran ni un poco los ojos, si vamos bien al caso, la verdad es que a vos no te costó para nada eso de la contradicción oral textual accionar pelicular fotografial caminacional etcétera etcétera etcétera indefinidamente hasta llegar tan precisamente a esa palabra que empieza con h que seguramente no te debes acordar de cuando te la grité en la nuca y no tenías ni la menor idea de qué hablaba, sí, como se nota que ya teníamos los cables bastante cortos para entonces pero todavía no vivíamos en el campo, como ahora. Debes estar más felizmente tranquilo, lo tuyo se que va por tus venas bien encastrado en tapitas y cajitas y cositas para que después se te sea más fácil tirarlo todo al mar. Ah, si pudiera ser así como vos, si no me importara ya más nada quedarme sin uñas y agarrar el casete por las puntas hasta dejarlo sin cinta buscarme un tachito y ya fue. Pero no, tenía que regrabar hasta sentir la cinta impregnada en mí y aprenderme tu ropa y tus tonos y tus aires y tu casa y tus cuadros y qué estupidez, aprendí tanto que se hizo un film, de esos que son bien predecibles ¿viste? Si, que estupidez, todo esto ya me lo veía venir y dije ah no si yo tengo un poco de calor, no hay alma que se resigne a ser tibia en un sillón. Por dios tuyo, ese que no tenes, si atrás del cerebro habré sabido bien que no te moves del azul y quien perdura a tu lado es tu gato y tu habitación. Qué tan malo podrá ser, si quien decía veinte minutos y diez cuadras son esto y esto soy yo, total la voz bien usada no es más que un símbolo aéreo que se te graba en la sien, aunque digas yo no creo en lo que no veo, siendo muy cierto que alguna minusculísima vez, realmente, creí haberte visto dando vueltas en mi bolsillo revolviendo hasta encontrar (te). Qué extraño todo todo desde mi terrible incomprensión al analizar tus manos hasta la mala costumbre de descartar las escasas fotos que seguro quisieron hacer un poco de algo por tu buen dormir, tuyo y únicamente tuyo, sin tener en cuenta siquiera mínimamente qué tan alta sería la aproximación a tu núcleo a tu casi sol a tus momentos en extrema pobreza creyéndote sin embargo dueño de vos. Pero no, los dos sabemos bien que no, que capas que ya ni tengas ni seas ni más ni menos ni más de nuevo ni menos nada que no me hayas podido mostrar por tu semejante manera de desmantelar los sonidos que caen así invisibles al piso porque vos nunca te dejaste atravesar ni liberar la voz ni sacarte la piel ni llorar de emoción ni arderte en el cielo ni fundirte de paz, ni nunca pensaste en que puede que haya tierra blanca, que no dejaría jamás de sentir, que no piensa en olvido jamás, que si te haces tenue no igual jamás, que aunque seas televisión o seas radio se sienta a la mesa y te descubre de palabras y de ojos y te abraza y te dice que aunque vos no estés en vos y no conozcas abstracciones que se impregnen en tus buzos, Siempre habrá árbol. Se resguardará bajo tus pies tal vez tu sombra y si te amaneces de cansancio ilimitado y te sobrepasas de algún hastío humano, seguramente te mencione algún vago recuerdo bien abajo del cerebro que ahí está, y te diga vení, sentate, y respirá. Pero para entonces ya habrá pasado mucho tiempo, y aunque las ganas estén (aunque poca fe debo admitir me queda), y los brazos y las ramas también estén ahí, no vas a tener ni una minúscula célula o indicio de valor, para volver y poder decir, siquiera,


Hola.



“Las nubes seguían acumulándose sobre la isla. Durante todo el día, una corriente de aire caliente se fue elevando de la montaña y subió a más de tres mil metros de altura; turbulentas massa de aire acumularon electricidad estática hasta que el aire pareció a punto de estallar. Al llegar la tarde, el sol se había ocultado y un resplandor broncíneo vino a reemplazar la clara luz del día. Incluso el aire que llegaba del mar era asfixiante, sin ofrecer alivio alguno. Los colores del agua se diluían, y los árboles y la rosada superficie de las rocas, al igual que las nubes blancas y oscuras, emanaban tristeza. Todo se paralizaba, salvo las moscas, que poco a poco ennegrecían a su Señor y daban a la masa de intestinos el aspecto de un montón de brillantes carbones”.

El señor de las moscas, W. Golding


Partir
en cuerpo y alma
partir.

Partir
deshacerse de las miradas
piedras opresoras
que duermen en la garganta.

He de partir
no más inercia bajo el sol
no más sangre anonadada
no más fila para morir.

He de partir

Pero arremete ¡viajera!




A. Pizarnik




Jm. Merello
Amanita muscaria son los miembros más hermosos del reino de los hongos. Brotan en los bosques de Europa, Asia y América desde hace milenios. De hecho se cree que diversos pueblos de Asia y Europa central han empleado Amanita muscaria como parte de ritos religiosos desde mucho antes del advenimiento del cristianismo. Al llegar al cerebro, los alcaloides de estos hongos disminuyen la recaptación de serotonina en el cerebro y en la periferia. El ácido iboténico no cruza la barrera sanguínea del cerebro tal cual, sino que es parcialmente metabolizado y transformado en muscimol y el resto es excretado. La acción primaria del muscimol consiste en ocupar los receptores GABA y actuar como un potente agonista GABA-A. Se ha observado que es activo en diversas partes del cerebro incluyendo el córtex cerebral, el hipocampo y el cerebelo. Las concentraciones de los principios activos presentes en cada ejemplar de Amanita muscaria son imposibles de calcular si no es a través de un examen químico. Un ejemplar puede contener distinta cantidad que otro idéntico recolectado en diferente temporada o en una región distinta. Se supone que entre mayor sea la altura a la que encuentres el Amanita muscaria, mayor es la cantidad de ácido iboténico y muscimol y menores son las concentraciones del agente tóxico que provoca vómitos y que en sobredosis es mortal. A nivel físico, el consumo de Amanita muscaria puede provocar dilatación de pupilas (midriasis), modificaciones en el pulso, la tensión y los reflejos; náuseas y desorientación.A nivel psíquico dosis bajas generan de una sensación de ebriedad y gran fortaleza física seguida de efectos sinestésicos específicamente concernientes al tamaño del consumidor y las cosas que observa: macropcia que es la tendencia a ver los objetos más grandes de lo que son y micropsia, que es el efecto contrario.

Hay pocos hongos venenosos parecidos a los Amanitas cuyo color distintivo es el rojo, amarillo o anaranjado. En caso de un malviaje hay que infundir confianza y serenidad al sujeto y administrar una tableta de niacina para suavizar los efectos. De ser verdaderamente necesario, la medicina convencional recomienda recurrir a la administración de algún antipsicótico que contenga haloperidol o clorpromazina .

Si tus hongos eran rojos o anaranjados, seguro que no sufrirás de un envenenamiento mortal a menos que te hayas comido demasiados. Una sobredosis no muy grave se manifiesta con un fuerte dolor abdominal, náuseas y vómito. En caso de sobredosis graves hay ergotismo, daño cerebral y muerte por parálisis respiratoria. Así es que si se sospecha de sobredosis hay que llamar de inmediato al servicio médico. Mientras tanto es aconsejable precipitar el vómito e ingerir jugos de fruta fortificados con glucosa.

MUJER
Minúscula cajita de fósforos:
Diminuta inmensidad aglomerando abreviaciones
(dulce silencio de luciérnagas rosas);
Universo de siluetas tiernamente adormecidas.
Minúscula cajita de fósforos:
Es la mar suspirando eternamente, yendo y viniendo al gemir de girasoles
En alarida orgía de margaritas deshojadas
Barajando fosforescencias de ella cuarta mitad toda;
Un cofre de veredas montuosas, solesperas, distancias de pradera,
De otoños primavera, no importa,
Siempre aguarda fresca médula ahí en poros lobizones.
Minúscula cajita de fósforos:
Son paréntesis labiales recordando la fragancia del fruto restante,
Sólo basta dar la mano y volar dentro realmente
Como un pequeñísimo gorrión expansivo
Por todo un rio sereno,
Por todo un ramo de musas
Manando de sus dedos.
Minúscula cajita de fósforos:
Donde suelen contenerse los ojos y melosas taquicardias meditando
Pulsan alas a la persiana crisálida larva paria mariposa al día,
Y la luna la costilla vampira encimada al álamo
Del marfil efervescente, costa de espuma celosa, pierna desnuda,
Pura género acuosa y tersa lámpara viva.
Minúscula cajita de fósforos:
La abismal cama elástica roja besando un resorte cual boca espira entrando por la puerta,
Viniendo mitad sirena, un cuarto oscura, un cuarto crema, mujer toda,
Así vulva esencia turbante de piel desenvuelta
Que manos y cabellos de manzano serpentean jubilosos
El diluvio de almendras en son de amortífera ausencia inocencia al seno que savia.
Minúscula cajita de fósforos:
(creo haber dicho mujer toda)
Y la línea luego curva luego limbo luego pausa luego orgasmo,
Luego quizás luego del resto del horizonte del callejón del universo paradisíaco,
Luego quizás luego del cactus de la espina del oasis del desierto,
Luego quizás luego de toda voz,
Se justifique
Una uña
Del hombre.




A. Pinto